Caramels

Los Caramelos son el color del mundo

01d’abr.2020

Alberto Bauzá

El caramelo, esa golosina colorida y atrayente

El caramelo es una de las golosinas más populares y consumidas en el mundo entero. Consiste de una preparación basada en el azúcar, que se logra a partir de justamente la cocción de los azúcares utilizados. Una vez que la preparación se enfría, se endurece. También es habitual que a los caramelos se les agreguen sabores y aromatizantes para hacerlos más tentadores y sabrosos. Por otra parte, existen los caramelos sin agregado de azúcar y con presencia de edulcorantes. Esta variedad es producida para aquellos que no pueden consumir azúcares porque engordan o porque quieren cuidar sus dientes.

 

Breve historia de los caramelos

 

Si bien, por supuesto, la presencia que ostentan hoy los caramelos no existía ni por asomo hace miles de años atrás, cabe señalar, que en la antigüedad era habitual la demanda de alimentos dulces y ligeros, símiles a los caramelos, que tenían por objetivo aportarles energía a los hombres en los largos viajes que solían emprender. Siendo el jengibre, la lactosa, la miel y el regaliz, algunas de las sustancias más usadas. A mitad del siglo XIX, Estados Unidos, inició la producción a gran escala de caramelos. En la producción industrial de estas golosinas intervienen ingredientes como el azúcar, el agua y la glucosa que dan paso a un almíbar que se cocina a altísimas temperaturas. Tras la evaporación del agua queda una pasta de caramelo a la cual se le puede dar diferentes formas. Una vez que el enfriamiento es total y la masa está cristalizada se procede a su envoltura y empaquetado para ser distribuido en almacenes, kioscos, confiterías, supermercados, entre otros establecimientos comerciales, que los venden al consumidor final. Con la intención de hacerlos más deseados, las empresas que los producen los envuelven en papeles llamativos y les otorgan colores también muy vivos. En tanto, en ese afán por hacer al caramelo distinto y deseado nos podremos encontrar con diversos tipos: rellenos con chicle, con chocolate, con dulce de leche, entre otros dulces. Por otro lado, al azúcar que se derrite de modo casero con la misión de acompañar postres como el flan, también se lo llama caramelo.

 

¿Cual es el origen de los caramelos?

 

Los caramelos nacen a raíz de la necesidad del hombre por encontrar un alimento ligero que sirviese de sustento para los viajes. Los primeros dulces, creados con pulpa de fruta, cereales y miel, servían a los viajantes y mercaderes para soportar los largos trayectos y proveerse de energía rápidamente. Ya en tiempos de Noe, los viajeros preparaban una pasta dulce y jugosa con pulpa de fruta y cereales pulverizados, incluso los antiguos egipcios preparaban sus caramelos mezclando miel y fruta, y moldeándolos de muy diversas formas. Pero es de la India de donde procede el descubrimiento de usar azúcar para elaborarlos, allí se produjo por primera vez azúcar sólido. El nombre de caramelo procede del descubrimiento de la caña de azúcar, también llamada “caña de miel” que en latín la denominaban “canna melis” y que finalmente dará lugar a “caramelo”. Con la caña de miel se desarrollaron nuevas y mejores técnicas de repostería, el problema fue que durante siglos fue un producto de lujo no alcanzable por cualquiera. De esta época son también los grageados, caramelos cubiertos de azúcar o de chocolate y rellenos con frutos secos, crocantis, pasas, etc. A estas grageas se les añadía aromas de fresa, violeta o almizcle y se les daba diversos colores, para que llamasen la atención. Fue ya en 1850 cuando Estados Unidos comenzó con la producción industrial de caramelos. Loas caramelos Mauri representan uno los mejores momentos de la infancia de muchos españoles, conviriéndose en un clásico de los años 70 y 80 en nuestro país.La caramelería Mauri comenzó a producir caramelos artesanales allá por el año 1903. Hoy día forma parte de la empresa chocolatera LaCasa, también de origen familiar, y fundada hace 150 años en Jaca (Huesca) por Antonio Lacasa, bisabuelo de los actuales propietarios.